Ilustración: Leo Camus

Tributos

Nunca conviene bajar el impuesto a los ricos (salvo que usted sea uno)

TEMAS: , , , ,

Cuando se bajan los impuestos a los más ricos la sociedad no gana nada. Así lo muestran investigadores ingleses que revisaron 50 años de rebajas tributarias en países de la OCDE. ¿Por qué una política que no rinde se instala una y otra vez en la agenda de los países?


Hay cosas que se saben pero por algún motivo, no se aprenden. Esta es una de ellas: bajar los impuestos a los ricos no beneficia el crecimiento económico ni el empleo; sólo es bueno para quienes tienen más, pues lo único que consigue es aumentar la desigualdad. Así lo muestra una investigación de David Hope (LSE) y Julian Limberg (King’s College) quienes estudiaron los efectos de las rebajas tributarias llevadas adelante en 18 países de la OCDE durante los últimos 50 años.  Los resultados de esa investigación están contenidos en el working paper «Consecuencias económicas de las reducciones tributarias para los ricos” (diciembre 2020), presentado en la LSE (London School of Economics) en febrero de este año (ver video en inglés).

Cuando Bloomberg difundió esta investigación recibió de vuelta una andanada de memes que se burlaban por anunciar como gran noticia algo tan evidente.

Es probable que este artículo de Terceradosis reciba los mismos comentarios en las redes sociales. Sin embargo, quienes escriben “esto ya se sabe” no notan que también es muy grande el grupo que califica afirmaciones como éstas de “un engaño orquestado por investigadores de izquierda”. Así pasó con la nota de Bloomberg. En la presentación de su trabajo, Hope y Limberg destacaron ese fenómeno: ¿cómo es posible que una herramienta económica cuyo fracaso está documentado largamente -y que esta investigación refuerza con nuevos datos- persista y se reinstale en la agenda cada cierto tiempo?


Hay convicciones económicas que debieron morir debido a la cantidad de evidencia en contra que acumulan, pero que siguen circulando y comiéndose el cerebro de la gente. Paul Krugman las llama “ideas zombis”. Pensar que una rebaja de impuesto a los ricos va a generar un boom económico es la «idea zombi» más persistente de todas.


Entender por qué esta idea errada persiste es el tema que Hope y Limberg están investigando hoy, en un contexto en que en algunos países ya se presenta la rebaja de impuestos como una forma de recuperar la economía tras la pandemia.

En su reciente libro “Discutiendo con Zombis” el premio nobel de Economía, Paul Krugman, da algunas luces sobre este misterio. Su libro está dedicado a analizar y rebatir las “ideas zombis” que hay en la economía y que son aquellas convicciones que debieron morir debido a la cantidad de evidencia en contra, pero que se mantienen circulando y comiéndose el cerebro de la gente.  Krugman explica que la idea de que la rebaja de impuesto a los ricos va a generar un boom es, de hecho, el zombi más persistente de todos. Entrevistado en un podcast de la LSE (ver capítulo Can we afford the super-rich) Krugman explica que esa persistencia se debe a que medios, centros de pensamiento y políticos que difunden esta idea reciben financiamiento de personas que tienen ingresos anuales por cientos de millones y para los que las rebajas tributarias son muy beneficiosas.

LOS NUEVOS DATOS

El grueso de los estudios que revisa el impacto de los impuestos se concentra en un solo tipo de tributo (por ejemplo, impuesto corporativo) y su efecto sobre un solo indicador económico (por ejemplo, empleo). Así, la pregunta suele ser si la rebaja del impuesto que pagan las empresas tiene un efecto beneficioso sobre el empleo; o si la reducción del impuesto a la herencia mejora el rendimiento de la economía o de un área de ella. El estudio de Hope y Limberg, en cambio, construye una herramienta que sistematiza varios impuestos (al capital, a la herencia, a las propiedades, etc.) y mide el efecto de su variación en un grupo de indicadores (crecimiento desigualdad y desempleo). La herramienta, además, les permite comparar las reducciones de impuestos en 18 países de la OECD a lo largo de 50 años.

Esos datos están resumidos en esta serie de gráficos que registran la variación en los impuestos a los ricos desde 1970 hasta 2010. Muestran una profunda caída de estos tributos en todas las economías, salvo en Francia y en Suiza. En este último caso, eso se debe a que los impuestos a los más ricos siempre han sido bajos.


Fuente: David Hope y Julian Limberg (2020) “Consecuencias económicas de las reducciones tributarias para los ricos

Al examinar el impacto de estas rebajas en la desigualdad, los investigadores observan que la rebaja tributaria es seguida de un aumento en la riqueza que controla el 1% de los ricos. En cuanto al PIB de los países y el desempleo, las rebajas NO produjeron efectos estadísticamente significativos.

En conclusión, en el examen de 50 años de recortes de impuestos en 18 países de la OCDE, estas bajas NO han reactivado las economías ni generan cambios sustantivos en el crecimiento y el desempleo. Lo que sí han generado es crecimiento de la desigualdad.

COSAS QUE SE SABEN Y SE OLVIDAN

El argumento de que los impuestos, especialmente aquellos que afectan a los más ricos y sus empresas, dañan la economía empezó a desplegarse en la década de los 70. Es una de las piezas centrales del ideario neoliberal para el cual los impuestos son, en el mejor de los casos, un mal necesario y, en el peor, un robo.

En Chile estas convicciones produjeron algo más importante que rebajas de tasas: reformas estructurales -en 1974 y 1984- orientadas a favorecer la acumulación de la riqueza y cuya pieza central es el FUT: un mecanismo que durante décadas permitió a las grandes fortunas chilenas posponer sus obligaciones tributarias si reinvertían sus utilidades. A partir de entonces comenzaron a diseñarse una gran cantidad de estrategias elusivas para usar las utilidades sin pagar los impuestos correspondientes.


En los 30 años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, los ricos debieron pagar elevados impuestos y la sociedad vivió un gran crecimiento económico.


En Reino Unido, se rebajaron los impuestos radicalmente pese a las evidencias que aportaban economistas como Nicholas Kaldor quien defendía los impuestos progresivos frente a las rebajas que impulsaba el gobierno de Margaret Thatcher (1979-1990). Kaldor argumentaba que Thatcher nunca lograría rebajar tanto los impuestos a los más ricos como en la época victoriana (1837-1901) o eduardiana (1901-1910) donde llegaron solo al 3%, a pesar de lo cual la economía se mantuvo estancada.

En la presentación de su investigación David Hope (ver minuto 10.40) subrayó otro dato: en los 30 años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, los ricos debieron pagar elevados impuestos y la sociedad vivió un gran crecimiento económico. En su revisión de la literatura Hope y Limberg muestran, además, que aunque hay estudios que encuentran una alta correlación entre impuestos progresivos y reducción del crecimiento (Gemmell et al., 2014) la mayoría no encuentra una asociación significativa (Angelopoulos et al, 2007; Lee and Gordon, 2005, Piketty et al., 2014). Otras investigaciones también han evidenciado que bajar las tasas marginales a los más ricos aumenta la participación de estos en la riqueza (Huber et al., 2019; Piketty et al., 2014; Ronie et al. 2009).

NOTAS Y REFERENCIAS

Angelopoulos, K., Economides, G., Kammas, P., 2007. Tax-spending policies and economic growth: Theoretical predictions and evidence from the OECD. European Journal of Political Economy 23, 885–902. https://doi.org/10.1016/j.ejpoleco.2006.10.001

Gemmell, N., Kneller, R., Sanz, I., 2014. The growth effects of tax rates in the OECD. Canadian Journal of Economics/Revue canadienne d’économique 47, 1217–1255. https://doi.org/10.1111/caje.12105

Huber, E., Huo, J., Stephens, J.D., 2019. Power, policy, and top income shares. Socioecon Rev 17, 231–253. https://doi.org/10.1093/ser/mwx027

Lee, Y., Gordon, R.H., 2005. Tax structure and economic growth. Journal of Public Economics 89, 1027–1043. https://doi.org/10.1016/j.jpubeco.2004.07.002

Piketty, T., Saez, E., Stantcheva, S., 2014. Optimal Taxation of Top Labor Incomes: A Tale of Three Elasticities. American Economic Journal: Economic Policy 6, 230–271. https://doi.org/10.1257/pol.6.1.230

Roine, J., Vlachos, J., Waldenström, D., 2009. The long-run determinants of inequality: What can we learn from top income data? Journal of Public Economics 93, 974–988. https://doi.org/10.1016/j.jpubeco.2009.04.003

Deja un comentario