Ilustración: Leo Camus

Quién vota qué. Revisión de la votación en los incisos clave de la nueva Constitución

TEMAS: , , ,

La columna muestra cómo votaron en ocho temas centrales los colectivos políticos que hay en la Constituyente. En varios asuntos, dice el autor, hubo consenso hasta que se tocaron los intereses privados. La cuestión Estado/mercado, que cruza temas medioambientales, de derechos sociales y el rol del Estado en la economía, es quizás la línea divisoria más gravitante en el texto que se plebiscitará en septiembre, sugiere.


Aunque se han publicado diversos análisis de los patrones de votación general de los constituyentes, (ver Plataforma Telar, Unholster), todavía sabemos poco de cómo votaron los colectivos que hay al interior de la Constituyente en temas clave de la propuesta constitucional. En esta columna se describen los patrones de votación respecto de ocho asuntos: derechos fundamentales, probidad y transparencia, aspectos económicos, sistema político, reconocimiento de pueblos indígenas, órganos autónomos, medio ambiente, y otros temas asociados con principios.

La primera constatación al observar el borrador de la Constitución es que el promedio de aprobación de los 923 incisos admitidos por el pleno fue de 117 votos (76%), es decir, estos casi mil párrafos superaron en 9 puntos los 2/3 requeridos (103 votos) para quedar en el borrador. Un consenso ligeramente mayor ser produjo respecto de normas asociadas a las comisiones de Formas de Estado (121 votos en promedio) y Derechos Fundamentales (119 votos en promedio). Hubo un menor consenso en temas asociados a las comisiones de Sistemas de Conocimiento y Culturas (112 votos en promedio) y Medio Ambiente (114 votos en promedio). Estos promedios, sin embargo, esconden diferencias significativas pues hay muchos asuntos formales que pueden haber sido aprobados casi por unanimidad. Es necesario, entonces, mirar en detalle algunos contenidos específicos para evaluar el comportamiento de las distintas tendencias políticas representadas en la convención. Para facilitar la compresión del análisis agrupamos a los convencionales en seis colectivos (ver tabla 1).


Tabla 1

Colectivos 


Tal como podía anticiparse, la necesidad de lograr 103 votos hizo que lo que denominamos “centro progresista” (Independientes No Neutrales, INN) y “centro moderado” (Lista del Apruebo), se constituyeran en actores muy relevantes para que alcanzar el quorum, dado que la sumatoria de la izquierda + la izquierda moderada llegaba a 96 votos. Además, contrario a lo que suele pensarse, los colectivos de izquierda no siempre lograron disciplinar a sus constituyentes, lo que hizo que sectores moderados y tanto el Partido Socialista como INN, y en algunas ocasiones la Lista del Apruebo, jugaran un rol muy significativo.

Otra cuestión evidente fue la división de la derecha en dos bloques: uno más moderado que aportó en algunas ocasiones específicas los votos necesarios para aprobar normas que les parecían razonables (fundamentalmente se trata de algunos constituyentes de RN + Evópoli); y un sector más conservador que, salvo contadas excepciones, rechazó o se abstuvo en gran parte de las votaciones (UDI + Independientes). Incluso en temas que teóricamente deberían generar amplios consensos, este último grupo no participó con su voto. Quizás aquello se debe a que un segmento importante de este sector se planteó desde el comienzo en una actitud de rechazo general respecto del proceso como un todo.

A continuación, mostramos las votaciones finales para aprobar el primer borrador en el pleno en los ocho temas mencionados.

Derechos Fundamentales

Al observar las votaciones en cuestiones claves vinculadas a derechos fundamentales, vemos que en varios de ellos se alcanzaron acuerdos que rebasan al eje de centroizquierda, sumándose en algunas ocasiones constituyentes de la derecha moderada. Aquello ocurre con el derecho a la libertad de pensamiento y religión, derecho a la vivienda, derecho a los cuidados o derecho de las personas con discapacidad. En todos ellos sobre el 80% de los constituyentes de RN-Evopoli apoyó su consagración en la carta magna.

No sucede lo mismo cuando tales derechos afectan intereses del sector privado. En efecto la derecha moderada y más conservadora se restó casi completamente en temas del derecho a la negociación colectiva, el inciso sobre el sistema nacional de salud, de seguridad social, educación y de regulación del uso de suelos por parte del Estado. El clivaje o división Estado/mercado se hace evidente al observar estas votaciones.


Tabla 2

Derechos fundamentales

Probidad y transparencia

En la mayoría de las votaciones asociadas a probidad y transparencia se observa que al menos un sector de la derecha moderada participa de la idea de establecer mecanismos de rendición de cuenta, mecanismos para el control de la corrupción, inhabilidades para nombramiento de familiares en cargos de representación y temas asociados a colusión. De nuevo aquí el sector de la derecha más conservadora no apoyó estas iniciativas, salvo en lo concerniente a establecer límites para la participación de familiares en cargos públicos en una misma repartición.


Tabla 3

Probidad y Transparencia


Aspectos económicos de la Constitución

La propuesta constitucional considera diversos aspectos económicos y financieros. Para propósitos de este análisis sólo consideramos algunos de ellos.  En relación con el derecho a propiedad, el primer inciso alcanzó una alta aceptación transversal y allí los votos de rechazo provinieron de los dos extremos—más de izquierda y más de derecha. En cambio, la norma vinculada con la indemnización en caso de expropiación a través de un “justo precio”, no recibió ningún apoyo del bloque completo de la derecha, aunque obtuvo finalmente 111 votos que provinieron del resto de los convencionales. Los principios de velar por la responsabilidad fiscal centralizada y por reconocer el dominio absoluto y exclusivo de las minas y sustancias minerales también recibió un apoyo bastante transversal. La derecha se restó, en cambio, de apoyar incisos o párrafos relativos a la libertad de emprender y respecto de la iniciativa del Estado en la actividad económica.


Tabla 4

Constitución económica

Sistema político

El bloque de derecha (moderada y más conservadora) se restó del acuerdo que buscaba atenuar los poderes del presidente y establecer un bicameralismo asimétrico. No obstante, llaman la atención algunas votaciones que teóricamente deberían ser poco controvertidas y que tampoco recibieron el apoyo de dichas fuerzas. Por ejemplo, en la propuesta constitucional se aprobó el poder del presidente de aprobar el presupuesto si es que en el plazo indicado el Congreso no despacha el proyecto de Presupuesto. Tampoco participó de la idea que el o la presidenta asume como jefe de Estado y de gobierno y que es la premisa básica de un sistema presidencial. Probablemente esto sucedió porque se quería dar una señal política de disconformidad con el arreglo completo a que llegó la Convención. Algunos votos más transversales se dieron en lo concerniente a balancear el poder de la Cámara Regional (al entregarle el poder de ser jurado en acusaciones constitucionales, por ejemplo), y en lo relativo a mecanismos de participación ciudadana incidente en el proceso legislativo.


Tabla 5

Sistema político

Reconocimiento de pueblos indígenas

El tema donde menos votos transversales se dieron fue en lo concerniente a los pueblos indígenas. En prácticamente la totalidad de ellos la derecha no participó con ningún voto. Se dio una sola excepción relevante de destacar. Al votarse la definición de Rapa Nui y Juan Fernández como territorios especiales—con estatutos económicos y administrativos diferenciados—observamos un amplio apoyo transversal que alcanzó a buena parte del bloque de la derecha. Lo anterior contradice el discurso dominante del bloque de la derecha respecto del riesgo de dividir al país que plantearía este proyecto de constitución. Ellos aceptan y aprueban la idea de la autonomía de las islas, pero no mantienen el mismo principio respecto de territorios en el continente. 

La aprobación del catálogo de derechos asociados a los pueblos indígenas (derechos políticos, territoriales, jurisdiccionales y culturales), se explica por las votaciones del centro moderado y progresista que concurrieron en apoyar con sus votos para pasar el umbral de los 2/3. La autonomía territorial al afectar intereses económicos es lo que menos apoyo recibió en la Convención, en particular aunque no exclusivamente de sectores de la derecha


Tabla 6

Reconocimiento de pueblos Indígenas


Órganos autónomos

Se trata de un acápite interesante de observar porque, salvo el caso de la Contraloría General de la República, en el resto de las instituciones autónomas (Agencia Nacional del Agua, Defensoría de la Naturaleza, Banco Central, Corte Constitucional, Defensoría del Pueblo, y Defensoría de la Niñez) no se da un acuerdo tan transversal. Aquí de nuevo fueron relevantes los votos del centro progresista y moderado (INN y Lista del Apruebo) que respaldaron estos diseños institucionales. Llama la atención que la agencia del Agua sí recibió algunos apoyos de sectores de la derecha moderada.


Tabla 7

Órganos autónomos


Medio ambiente

Sabemos que los informes de medio ambiente fueron cuestionados por el pleno y, en general, sus propuestas obtuvieron poco apoyo político en el pleno. El bloque de derecha prácticamente se excluyó de apoyar iniciativas relacionadas con la planificación territorial, bienes comunes naturales, responsabilidad ambiental, entre otras materias.


Tabla 8

Medio Ambiente


Otros temas y principios

Dejamos para el final algunos otros temas que parecen relavantes en la discusión pública. Los temas que más transversalidad suscitaron fue lo concerniente a la comuna autónoma y al himno nacional, aunque observamos en este último caso que hay sectores en los dos extremos del arco político (derecha más conservadora y sectores más de izquierda), que no aprobaron esa indicación. La paridad, en cambio, obtuvo un apoyo de amplios sectores, incluyendo a un segmento de la derecha moderada. Finalmente, tampoco recibieron el apoyo de la derecha el Estado Social de Derecho, Estado Regional, y voto obligatorio, salvo un constituyente de derecha que apoyó el Estado Social de Derecho.


Tabla 9

Otros temas y principios


Este análisis temático permite visualizar el comportamiento de las tendencias políticas en cuestiones críticas del debate constituyente. Primero, la aprobación del texto—de modo esperable—requirió que sectores de centro progresistas y moderados dieran sus votos para superar el umbral de los 103 votos. En algunos casos relevantes observamos que incluso el acuerdo traspasó hacia de derecha, verificándose el apoyo de algunos constituyentes de la derecha moderada en los incisos que analizamos. Lo anterior confirma que la regla de los 2/3 provocó un efecto moderador de las iniciativas y que lo aprobado requirió el concurso del centro político. Segundo, parece evidente que cuando se trataba del clivaje Estado/mercado (en derechos fundamentales, temas económicos y medio ambiente), el comportamiento del bloque de la derecha se distanció del resto de los convencionales. Lo mismo ocurrió respecto de las definiciones asociadas al sistema político y pueblos indígenas.

Asimismo, se advierten algunas situaciones paradójicas como el amplio apoyo verificado respecto de la autonomía del territorio especial de Rapa Nui y la resistencia para apoyar otras autonomías indígenas. Es decir, se acepta el reconocimiento autonómico mientras no afecte intereses económicos materiales más próximos. Con todo, este análisis temático permite observar el directo y bastante esperable vínculo que existe entre los intereses privados y el modo en que se traducen en votaciones.

Un comentario de “Quién vota qué. Revisión de la votación en los incisos clave de la nueva Constitución

  1. Isabel Saavedra De Gregori dice:

    Exelente análisis ! Gracias ,sorprende un poco como han sido tan caradura los de derecha extrema y tb de derecha en general restando y no aprobando ninguna de las cosas q hacen la diferencia, pensando en un país w quiere progreso y otro w quiere seguir con las prácticas del siglo 19

Deja un comentario